Arcotechos Ver más grande

Arcotechos

DA CLIC AQUI! TE CONTACTAREMOS A LA BREVEDAD

Nuevo producto

Arcotechos

El arcotecho es un sistema estructural metálico cada vez más utilizado en la arquitectura por sus ventajas en costo y durabilidad a la hora de cubrir amplios espacios internos o externos.

Contamos con maquinaria y materiales en existencia, Servicio a toda la República.

NOS INTERESA TU PROYECTO ASESORÍA TÉCNICA INTEGRAL EN TU PROYECTO

Más detalles

*HASTA 40 METROS DE CLARO

CONTACTANOS

TELEFONO: 55-5763-7665 / 55-5758-8848
Correo: cubiertasyentrepisos@prodigy.net.mx Cotización desde WhatsApp:55 4607-2159

clic aqui, responderemos a la brevedad

¡COTIZA!

*Correo:

*Telefono:

*Mensaje:

* Todos los campos requieren ser llenados para brindarte un mejor servicio

Más información

Como su nombre lo indica, a diferencia de un techo plano el arcotecho se basa en el principio del arco para tener capacidad de autosoporte y mayor resistencia y durabilidad.

 

Está conformado por segmentos o módulos arqueados y engargolados, por lo que se pueden unir entre sí con un alto nivel de hermeticidad contra filtraciones.

 

Los arcotechos son usados con mayor frecuencia para dar protección contra el sol y los elementos a infraestructuras muy espaciosas, como:

 

*          Fábricas o grandes áreas industriales.

*          Espacios de recreación y cultura como anfiteatros y auditorios.

*          Espacios deportivos como canchas de uso múltiple, de fútbol-sala o gimnasia.

*          Bodegas, mercados y depósitos de mercadería.

*          Almacenes y tiendas.

*          Talleres automotrices y hangares de aeronaves.

*          Estacionamientos para vehículos.

 

También se utilizan en la construcción de casas de diseño moderno o futurista, ya sea como techo principal o para proteger áreas externas.

 

El arcotecho es ideal para cubrir espacios de gran superficie, pues su peso es menor que una estructura tradicional de cemento y tejas de arcilla.

 

Al basarse en la figura del arco para su soporte, un arcotecho puede tener una apertura o luz de hasta 40 metros entre base y base, mucho más que lo que exige un techo convencional.

 

Además, el uso de láminas traslúcidas permite que el espacio quede cubierto contra la lluvia o nieve, mientras que al mismo tiempo recibe luz solar, reduciendo gastos por iluminación eléctrica durante el día.

 

 

¿Cómo se construye un arcotecho?

 

El arcotecho se basa en un sistema de arcos metálicos que se unen entre sí por sus puntas para formar un conjunto que cubre superficies amplias y a diferentes alturas.

 

El peso de todo el conjunto reposa en las columnas ubicadas en los lados externos del mismo, es decir, en los puntos que hacen contacto con las paredes del edificio.

 

De esta manera, no hace falta construir pilares de soporte de acero y cemento dentro del espacio que se desea cubrir con el arcotecho, sino solo en las paredes laterales.

 

Los arcos metálicos de un arcotecho se fabrican con acero, mientras que el conjunto se recubre con láminas, que pueden ser de acero galvanizado, zinc o material acrílico.

 

Cada lámina es acanalada y curvada, por lo que tiene una alta capacidad contra la presión y el peso.

 

Esto le da propiedades para soportar su propio peso, por lo que se habla de que un arcotecho es una estructura autosustentable.

 

Además, las láminas acrílicas pueden tener diversos grados de transparencia y distintos colores, por lo que son útiles para decorar al mismo tiempo que dejan pasar mayor o menor cantidad de luz al espacio cubierto.

 

 

¿Cuáles son los tipos de arcotechos más usados?

 

Al igual que un techo convencional, los arcotechos pueden fabricarse con diversas formas para adaptarse a las características del edificio o espacio que va a proteger.

 

El tipo más usado es el de láminas en membrana, donde el techo tiene una forma acampanada y se apoya sobre los muros laterales de la estructura a cubrir.

 

Pueden combinarse varios techos de membrana, uno al lado del otro, apoyándose en vigas o columnas intermedias, para cubrir áreas más anchas.

 

De hecho, cada ala puede abarcar entre un 20 a un 35% por ciento del ancho del área que será cubierta, lo que demuestra su gran capacidad de cobertura.

 

El segundo tipo más común de arcotecho es el que usa segmentos prearmados semicirculares.

 

Aquí el arcotecho no solo cubre la parte superior del espacio, sino también conforma sus paredes laterales, apoyándose sobre el suelo en sus lados.

 

Un ejemplo de su uso son los hangares de aviones, donde se construye el suelo y luego se coloca un gigantesco arcotecho semicircular encima para cerrar el espacio.

 

El tercer tipo de arcotecho más usado es el «plano», muy usado en estructuras de techo aplanado pero con una ligera pendiente que facilita el drenaje de lluvia.

 

En el arcotecho plano, las láminas del recubrimiento se apoyan en vigas presoldadas o correas unidas a columnas laterales que dan el soporte básico.

 

Estas láminas planas pueden incluso usarse para hacer el cerramiento lateral, actuando como paredes, lo que ahorra costos.

 

 

¿Por qué usar arcotecho y no un techo convencional?

 

El arcotecho tiene varias ventajas con respecto a los techos convencionales.

 

Una de las principales ventajas, que lo convierten en favorito de los arquitectos e ingenieros, es que el arcotecho puede armarse muy rápidamente.

 

Una vez fabricadas las bases metálicas, solo es cuestión de armar el conjunto de soporte colocándolas sobre las bases laterales y fijándolas entre sí con soldadura o tornillos.

 

Posteriormente, con muy poco personal y equipo se puede recubrir el conjunto con las láminas de metal o acrílico escogidas para el caso.

 

La segunda ventaja es que construir un arcotecho tiene menor costo que su equivalente de cemento.

 

El uso de acero y láminas prefabricadas reduce mucho el costo de producción de la estructura, y su ensamblaje requiere menos mano de obra.

 

Como referencia, un techo convencional de 200 metros cuadrados puede costar hasta 4 veces más que su equivalente basado en el sistema de arcotecho.

 

Gran parte de este ahorro es que un arcotecho no requiere estructura intermedia de apoyo y sus partes se colocan fácilmente con el uso de grúas o poleas.

 

Otra ventaja del arcotecho es su gran durabilidad y resistencia física.

 

Los soportes de un arcotecho son muy durables y su forma de arco ayuda a desviar gran parte de las tensiones generadas por la compresión por peso o torsiones por sismos.

 

Además, el uso de acero galvanizado o materiales acrílicos le otorga al arcotecho una gran resistencia contra la humedad y la corrosión.

 

Otro factor que inclina la balanza a su favor es que los arcotechos requieren un mantenimiento mínimo.

 

Una vez construido, un arcotecho no requerirá prácticamente reparaciones por un largo período de tiempo y su tiempo de vida útil puede llegar a los 50 años.

 

Cualquier pieza que presente un problema puede ser reemplazada o reparada sin mayor complicación y no es necesario desmontar una gran porción del techo para hacerlo.

 

Para quienes se preocupan por el aspecto estético de la obra, les diremos que el arcotecho se combina perfectamente con diferentes sistemas de cerramiento.

 

Ya sea que el cerramiento sea de paredes de cemento, ventanales o celosías de madera, los diseñadores tienen a disposición una gran variedad de posibilidades para hacer más hermosa la estructura construida.

 

Adicionalmente, un arcotecho facilita mucho la iluminación diurna cuando se usan materiales traslúcidos para las láminas que lo recubren.

 

Debido a que suelen ser techos de gran altura, también facilitan la instalación de lámparas y ventiladores colgantes que cubran a la perfección las necesidades de ambientación e iluminación.

 

ENVIANOS UN MENSAJE, TE CONTACTAREMOS A LA BREVEDAD
*Correo:
*Telefono:
*Mensaje:

 
* Todos los campos requieren ser llenados para brindarte un mejor servicio